Jinetes en la tormenta La carta abierta de Errata Naturae

La editorial Errata Naturae pertenece a ese sector de “resistencia” de las llamadas editoriales independientes. Un sector que discurre fuera de la omnipresencia de los grandes grupos y la concepción de la literatura como mera simulación cultural al servicio de los males de consumo. Labor imprescindible la de las editoriales pequeñas, con unos equipos formados por pocas personas, pero donde la amistad, la perseverancia y la curiosidad forman parte de una misma emoción ante el trabajo. Editoriales con un catálogo de calidad que es resultado de la búsqueda sensible y la exigencia intelectual frente al texto, resultado de un compromiso ante sí y ante sus lectores, pues no solo el autor ha de vérselas con el compromiso, sino que el lector a su vez está citado en esa misma sala de audiencias. Y el editor, al menos en esta concepción, es el primer lector, o debería. 


Los responsables de Errata Naturae acaban de difundir en redes sociales y mediante su propia página web una carta abierta a los lectores, y a la opinión pública en general, que es una apuesta por la cordura y la proporción. A la vez que valiente y realista, diríamos que es del todo imprescindible. El texto arranca con una pregunta casi insolente para estos tiempos que corren  y aún más para los que habrán de correr al paso que vamos: “¿Y qué pasaría si te dijéramos que no vamos a publicar nada?”. Durante el desarrollo de su argumentación, casi irrefutable, quienes no conozcan la mecánica interna del mercado del libro y la proporcionalidad contractual de sus agentes, tendrá aquí oportunidad de entender a fondo “de qué va esto” que llamamos libro: autores, editores, distribuidores, libreros y tú mismo, “hipócrita lector, hermano mío y semejante a mí”. No se lo pierdan.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Más lecturas para el verano

Poetas durante un par de segundos

Un poema de Francisca Aguirre