Ana Merino gana el Nadal de novela


Ana Merino. Foto de Toni Albir para EFE
Uno de los datos más frecuentes que el estudiante de segundo de Bachillerato tiene que memorizar, entre los novelistas de postguerra, es el que indica que no poca parte de ellos fueron ganadores o finalistas del Premio Nadal. Recientemente, se volvió a repetir esta tradicional ceremonia que tiene lugar en el hotel Ritz de Barcelona. El fallo se comunica típicamente el día de Reyes. La presente edición recayó en la escritora Ana Merino, por su novela El mapa de los afectos

La velada del 6 de enero tiene que ver con el significado de la palabra catalana "Nadal", es decir, Navidad. Pero no conmemora realmente la fecha de la epifanía cristiana, sino el apellido del que fuera primer redactor jefe de la revista Destino, Eugenio Nadal, fallecido a la temprana edad de 27 años y en homenaje al cual, en 1944, sus compañeros crearon el galardón. Galardón que luego ha llegado a ser uno de los referentes culturales de la mejor literatura española de postguerra.
Puedes ampliar información en esta noticia del diario 20 minutos

En efecto, como ya indicamos, muchos de los autores del canon literario de la segunda mitad del pasado siglo figuran entre los ganadores o finalistas del Nadal. Curiosamente la primera en ganarlo fue una mujer, Carmen Laforet, una joven narradora que con esta primera novela ascendería a la cumbre de la narrativa de su tiempo. No menos curioso resultó el título de la obra, además de alegórico: Nada. Parecía una paranomasia irónica junto al nombre del premio. Pero era ante todo una expresión del vacío existencial de la época. Ahora, Ana Merino continúa la no escasa lista de ganadoras (en femenino) del Nadal, en la que se hallan nombres de la talla de Ana María Matute, Carmen Martín Gayte, Rosa Regás, Lucía Etxebarría, Ángela Vallvey o Maruja Torres, entre otras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poetas durante un par de segundos

Más lecturas para el verano

Ferlosio pasa a la teoría