¿Pro vita sua? Primera jornada



Y, tras la anécdota cercana y familiar de Pedro Gutiérrez, le llegó el turno a la mirada desapasionada del biógrafo. Decir de una biografía de Ferlosio que es una biografía no autorizada no es más que expresar lo previsible. 
José Benito Fernández durante un momento de las jornadas.

José Benito Fernández defendió la honestidad y calidad de su trabajo, a pesar de la falta de colaboración y la incomprensión con que a veces se encontró durante la preparación de El incógnito Rafael Sánchez Ferlosio. Una primera aproximación a la trayectoria vital del autor  de Alfanhuí que espera poder completar en su próxima entrega. Indicios no le faltan por el cambio de actitud que decía haber percibido en algunos allegados tras el fallecimiento del  escritor.  Porque, desaparecido el hombre, es posible que ahora quienes antes no se atrevieron a colaborar se decidan a dejar testimonio de sus vivencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poetas durante un par de segundos

Más lecturas para el verano

Ferlosio pasa a la teoría