Cincuenta de cien años de soledad



Vídeo de la exposición
En realidad, queríamos decir Cien años de soledad y cincuenta de gratitud, admiración y relecturas. Esta es la saga de los Buendía, una estirpe condenada a un siglo de soledad sin otra oportunidad sobre la tierra, pero con muchas oportunidades en la fantasía de los lectores. La profesora Cristina Granado, del departamento de Lengua Castellana y Literatura, ha preparado esta exposición para saber más del genial escritor colombiano que nos dejó hace cuatro años. Conmemoramos así el cincuentenario de la publicación de su obra cumbre. La exposición se inauguró este otoño pasado, tras la conmemoración en junio del cincuentenario, y todos los grupos de secundaria del centro han tenido oportunidad de acercarse a la figura de este cronista mágico. Muchos años después, siempre volveremos a Macondo:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poetas durante un par de segundos

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Mil razones para leer un libro