San Manuel Bueno, mártír




Todos los años, llegadas estas fechas, una visión se vuelve recurrente. "San Manuel Bueno, mártir" se convierte un compañero de trabajo del bibliotecario del instituto. Los alumnos lo piden prestado, buscan webs donde encontrar resúmenes o análisis de la obra o, muy común, se les ve compartiendo sus notas sobre el mismo.

Y yo me pregunto, ¿qué tiene esta obra de Muguel de Unamuno que se ha convertido en un recurso didáctico atemporal, por el que todas las generaciones pasan irremediablemente? La pregunta no tiene fácil respuesta. Sí es cierto que es un nexo de unión entre generaciones de estudiantes. El que escribe estas palabras también hace ya más de 30 años tuvo que leerse la inmortal obra.

¿Quizás sea su tamaño? No lo descartemos. Hablamos de no más de 40 páginas si descartamos todas las notas explicativas que traen las ediciones críticas. En este mundo volátil, donde el tiempo vuela y los exámenes apremian a los alumnos de bachillerato, "San Manuel Bueno, mártir" es una buena opción que conjuga lo clásico y lo breve.

¿Quizás sea la figura de Unamuno? Don Miguel fue un autor controvertido en su época y ese espíritu difícil, atormentado ha llegado a nuestros días y es muy útil cuando hay que explicar los autores de la literatura de inicios del siglo XX. Sus problemas existenciales reflejados en el libro, sus escarceos con los partidos y fuerzas sociales que gobernaron en la priemra mitad de siglo en España, en especial con los militares y su relación con el socialismo y el republicanismo, le hacen una figura atractiva a los ojos de los alumnos. Sin duda, Azorín o Baroja, probablemente mejores literatos, son mucho menos atractivos para llenar una clase.

¿ Quizás sea que conecta con ciertas inquietudes existenciales de los alumnos en la adolescencia? La novela encierra en sus páginas el problema existencial del ser humano y de la inmortalidad del alma. Su debate, íntimo, angustiado, entre la razón- que niega la existencia de la inmortalidad del alma- y la voluntad -que busca intensamente la fe para explicar la existencia- está, con otras palabras y con otros argumentos, en el ideario colectivo de los adolescentes. Es cierto que hoy los adolescentes no se cuestionan como el protagonista si el hombre es un ser destinado a la muerte y la inmortalidad del alma es solo una ilusión vana que hace soportable la existencia pero no es menos cierto que los alumnos están en permenente cestionamiento de su existencia como personas, de sí estudiar o vivir la vida pueden caber a la vez en sus vivencias o si su realidad cotidiana no es sólo una imagen falsa creada por los adultos que ellos no entienden porque tiene que vivirla. 

¿Quizás sea porque los adultos, ya mayores, creemos que este es un tema -la religiosidad, la inmortalidad, la lucha razón-fe- que los adolescentes deben de plantearse?

Incluso habrá profesores que entiendan que la forma y estructura de "San Manuel Bueno, mártir" es interesante desde el punto de vista formal o para entender la literatura española de preguerra. Es un libro de memorias, que adopta una forma especial porque Angela Carballino narra en primera persona las experiencias y sentimientos de don Manuel. Unamuno le quiere dar veracidad haciendo ver que ha encontrado estas "memorias" y la reflexión que hace sobre ellas. Tiene una fuerte progresión narrativas pues va descubriendo facetas del personaje de don Manuel hasta que Angela desvela el secreto oculto del sacerdote.
Es una obra cíclica: empieza con un presente narrativo que abre la novela, continua con las memorias de la narradora y su relación con don Manuel, en una vuelta al pasado y acaba de nuevo con las reflexiones de la narradora sobre los acontecimientos acaecidos en la vida del cura.

En fin, sin más. Una pequeña refelexión sobre esta obra que pasa todos los años por nuetros ojos y anaqueles y que forma parte de nuestro acervo como adolescentes y alumnos. Para aquellos que quieran se puede profundiar en:


Ferreiro Villanueva, Cristina y Galán Font, Eduardo
Claves de "San Manuel Bueno, mártir" de Miguel de Unamuno.
Ciclo editorial. Madrid 1990


 

Rubio Tovar, Joaquín. "Estudio de San Manuel Bueno, mártir"
dentro de Unamuno, Miguel de  "San Manuel Bueno, mártir"
Castalia, Madrid 1987


Comentarios

Entradas populares de este blog

Poetas durante un par de segundos

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA