¿ El niño con el pijama de rayas...?

.


Cuadernos de Literatura infantil y Juvenil dedica un largo artículo en su número 222, de enero de 2009 a la novela de John Boyne y a su adaptación cinematográfica que ha hecho la productora norteamericana Miramax. Ernesto Pérez Morán critica la comercialización que la película ha hecho de muchos pasajes del libro, perdiendo fuerza argumental en favor de la espectacularidad cinematográfica. El artículo no tiene desperdicio. Es magnífico. Pero quisiéramos ir a más.

¿ ES RECOMENDABLE EL LIBRO COMO NOVELA DE FICCIÓN Y CUÁL ES SU UTILIDAD EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA?

Como novela podemos concluir que es un relato flojo, animado por la prosa infantil que el autor pone en boca de Bruno; los diálogos sí pueden ser comprensibles para un adulto pues muchos tienen doble sentido pero son difíciles para un adolescente aunque el lenguaje y la propia conversación sean intrascendentes.



No es útil para el estudio del periodo de la guerra, del fascismo o de la represión nazi. No se aprecia en el relato sino esbozos de la dureza que otras novelas como
El pianista del Guetto de Varsovia ( Vladek Spilzman ) sí aportan. Hasta el ya tradicional Diario de Anna Frank es más ilustrativo de la persecución nazi a las minorías. Es una lástima que el libro no profundice en el terror nazi desde los ojos de un niño. No se han atrevido a ver con los ojos del niño polaco o judio que entra en los vagones con destino a Treblinka o del niño que entra en las duchas en Auswitchz. Nos hace creer el autor como ya lo hizo Roberto Benigni en La vida es bella, que los niños tienen una visión amable, deformada y simple del sufrimiento. No lo creo sinceramente.

En todo caso, su lectura fácil puede ser útil para su uso en clase o en los clubes de lectura pero su uso como herramienta para explicar la barbarie nazi en clase es nula.


.

Comentarios

Fernando ha dicho que…
Desde la biblioteca del IESO Cáparra de Zarza de Granadilla os comentamos que la lectura de "El niño con el pijama de rayas", pese a reconocer que no es una gran obra literaria, es interesante para analizar una época histórica y acercarla a alumnos con unos conocimientos elementales de Historia. De cualquier modo hay que seguir la máxima: Primero leer; después leer bien. Un saludo.

Entradas populares de este blog

Poetas durante un par de segundos

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA