¡QUÉ HERMOSO, POR DÍOS!

Me recordarán mientras hablen de mí.

( Dicho romano)


Yo sé que existo
porque tú me imaginas.
Soy alto porque tú me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos, con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.

Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
─oscuro, torpe, malo─ el que la habita...

Ángel González, Áspero mundo


Tomado de La piedra de Sísifo, blog de artes y letras. Os enlazo con él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Poetas durante un par de segundos